Historias de reyes

En la Edad en la que los hombres, enanos, elfos, hadas, tritones y trolls vivían enfrentados, existía un pequeño pero valeroso rey enano. Su reino constaba de una gran montaña donde decían que había una mina enorme llena de gemas, esmeraldas, zafiros, rubíes y oro. Su trono estaba tallado en madera y tenía incrustaciones de piedras preciosas.
La ambición y la envidia del resto de criaturas que poblaban la Tierra del Sur crecía y crecía. Hasta que un día decidieron unirse, atacar y robar toda esa riqueza. Así se libró una de las batallas más fieras y más duras, ya que los enanos no estaban preparados para aquel enfrentamiento.
Las primeras lineas cedieron, muchos murieron. Otros se intentaron esconder en las minas, pero precisamente eso les llevo a la tumba. Se encerraron sin saber que allí solo les deparaba la muerte.
Los súbditos disfrazaron y forzaron al rey a abandonar la montaña para que se salvara. Éste con ojos inflamados y el corazón caliente, clamaría venganza. Promete que volverá y recuperará su reino.
Oculto tras rocas, abandona su hogar con el alma envuelta en el ombligo para que nadie lo vea. Se hace pasar por mendigo y así logra salvar su vida. Pero no descansará, siempre estará con un ojo puesto en su montaña. La recuperará, volverá a alzarse como rey.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s